rss
email
twitter
facebook

Percusión

Él se embarcaba en hacerle poemas a ella.
Sorprendía temprano
la cama con tremendas levantadas teatrales y obscenas. Desnudaba papeles
de esos que ya vienen vacíos y los repletaba en versos
en asuetos,
en asesinatos, tras juicio y condena, a la perversa monotonía
monotonal,
cáscara del ocio sucio y del vicio.

Tomaba licores vinos bebidas bebía bien y sus piernas brazos eran
descuajeringarse en enchastres sobre cama mesa manteles y sábanas. Entonces
ella escapando
le dijo advirtió
aconsejó señaló
afirmó decidió
estimó necesaria una ruptura con fuertes erres y líos silenciosos. Nada vacíos,
por cierto, de contenidos.

Fue en Enero un abril cualquiera que el sol vieron que caía dejando
amarillentas babas lentas, calor en tormentas de aguas que no llueven
no respetan marchitos pétalos ni sedes. Él cargaba versos sobre la espalda
y los llevaba al mar a mojarse.
Ella sentirá una pelota gruesa de ausencias peludas
sentirá que no para jamás de caer.

Y vuelven llorando corriendo mintiéndose necesarios y necesidades
que acotan con palabras. Miden.
Quisieron construirse hogar quisieron un fuerte levantador
óptimo comienzo de a dos. Otro.
Y en picada hacia la madera muerta los llevaron pajerías coloridas berrinches bochinches y cornetas. Supieron, el vecinaje, de batallas estériles de soportar
tangos angustia barata por horas y días y meses semestrales.
Los círculos son baraja que nunca repite la mano y siempre está dando,
reparte, vuelve a partir.

Y de aquellos poemas, capaz que verdades enteras, quedó la sensación de estuvieron y no están. No importa, fue en otra vida fueron bobadas fue
vivir vivir vivir vivir vivir
aquella delicada percusión era la vida.
Rayas líneas. Puntos.

¿No eran certezas, acaso, cuando él se embarcaba en hacerle poemas a ella?
Rayas, líneas.
Puntos.

6 toques:

ava gardner dijo...

a mí me gustan las pajerías coloridas!

vladimir maiakovski dijo...

él escribía en código morse?
por cierto ... imagino una mano (o un dedo) golpeando a intervalos regulares una mesa de roble.

saludos.

ava gardner dijo...

toc, toc ... hay alguien? tach se fue?

Tach dijo...

Mis disculpas por esta ausencia sostenida. He vuelto.
Gracias por (?)
Gracias.

Ava Gardner dijo...

si él se embarcaba en hacerle poemas ... era como un marinero?

Tach dijo...

Ava: ¿le agrada aquí, verdad?

Publicar un comentario

Entonces...