rss
email
twitter
facebook

Salir de casa sin el espejo (mal)

Estrellas. ¿Quién cuenta las estrellas cuando
mira el piso de la calle, la vereda, el
sombrío?

¿Dónde está el salvavidas, mi vida?

Hoy se alejan muchas cosas como en una fotografía en
lento. Y las luces siguen ahí lineales, estirándose como un caramelo caliente.
Ser una planta y crecer hacia arriba, hacia los costados que pegue
el sol. Y el calor. Y crecer hacia arriba. Encima de una mujer.

¿Dónde está el salvavidas, mi vida?

No hay secretos ni dones. No hay cinturones ni cordones. Atar
de atar es lujo de fiestas pasadas. Los hombros entran hombres hoy en las casas ajenas.
Ni papi ni mami. Música propia y chau.
Sobre todo chau.

¿Dónde está la vida, mi salvavidas? No.

¿Quién recuerda como eligió vestirse en ese mismo día?
-Hola, estos son mis propios brazos.
-Hola, estos son mis propios brazos.
-Hola, estos son mis propios brazos.
-Hola, estos son mis propios brazos.
-Hola, estos son mis propios brazos.

El propio calor. El calor que moldea y place. Y
las estrellas siempre están ahí. SIEMPRE.
Eso fue lo que comiste ¿por qué no tragarlo?
Sobre todo hola.
Estos son mis propios brazos.

8 toques:

vladimir maiakovski dijo...

yo no miro las estrellas.
yo no miro.
yo no.
yo.
ja. ja. ja. ja. ja. ja.

Mia dijo...

Aveces nada mas se levant la cabeza y chau...

Porno Satori dijo...

Me gustó como monólogo. Leo muchas voces en una sola persona, y no estoy hablando de locura. Leo distancia y acercamiento, veo despojo y retención.

Y el ritmo.
El ritmo impreso está bueno.
Tiene música.

Creo que tendré en cuenta pasar más seguido por acá. No estoy histeriqueando. Realmente respiré aire fresco.


Saludos ;)

Tach dijo...

V: Se nota.

M: Es cierto, pero hay un camino detrás y otro delante. Y hay que animarse a decir "chau".

P: No estás histeriqueando. Pasa cuando quieras, hay de todo por aquí.

Ava Gardner dijo...

caramelo caliente
calor
brazos

Tach dijo...

A: justamente, de eso se trata, Ava.

Ava Gardner dijo...

tach?

Simplemente HUGO dijo...

Nunca observé detenidamente las estrellas.

Publicar un comentario

Entonces...